¿Forex es confiable? O, ¿es una estafa?

Si bien invertir en el mercado internacional de divisas (forex) es una actividad perfectamente legítima, al igual que en otras industrias o negocios, muchas estafas se han asociado al comercio de divisas; llevado a dudar que Forex es confiable.

Porque también, existen timadores que buscan aprovecharse de los recién llegados.

Pero es un hecho que los entes reguladores han implementado normas a lo largo de los años, que han hecho que este mercado haya mejorado significativamente, haciendo que tales estafas sean cada vez más raras.

El comercio de divisas implica el comercio de pares de monedas.  Por ejemplo, alguien podría cambiar euros por dólares estadounidenses, a un valor aproximado de $1.1 (a finales de marzo de 2.020).

 

Forex es confiable y es una actividad legítima

Usted puede participar en el comercio de divisas como un negocio real y obtener ganancias reales, pero debe tratarlo como tal.

No considere el comercio de divisas como un casino, o como un negocio para hacerse rico de la noche a la mañana, no importa lo que pueda leer en las exageradas notas de prensa sobre el comercio de divisas.

 

Los Riesgos del mercado Forex

Los tipos de cambio son volátiles y pueden subir o bajar de manera impredecible, en poco tiempo.

Para ganar dinero, se requiere analizar bien las tendencias del mercado y estar al tanto de las noticias macroeconómicas que pueden afectar los precios de las divisas.

Es posible obtener altas ganancias, pero no es un mercado donde cualquiera pueda obtener dinero rápido y fácil.

Sin embargo, existen muchos riesgos asociados al mercado de divisas, que debe conocer bien, antes de empezar a invertir su dinero.

 

¿Por qué se cree que Forex es una estafa?

El comercio de divisas Forex apareció por primera vez para los comerciantes minoristas en 1999.

Los primeros años fue un mercado forjado con corredores nocturnos que aparecían y luego desaparecían sin previo aviso.

El denominador común era que estos corredores tenían su sede en países no regulados.

Si bien algunos tuvieron lugar en los Estados Unidos, la mayoría parecía originarse en donde el único requisito para establecer una empresa corredora, era tener unos pocos miles de dólares para invertir.

 

Hoy en día, existe una clara diferencia entre un broker mal administrado, que no es necesariamente una estafa, y uno fraudulento.

Incluso un bróker mal administrado puede funcionar durante mucho tiempo antes de que algo lo saque del juego.

Algunas señales de posibles estafas que los inversionistas deben buscar, incluyen el abandono de sus clientes y el mal servicio, o que simplemente inviten a sus clientes a hacer depósitos subestimando el riesgo.

Además, algunos corredores de dudosa reputación, se aprovechan de los nuevos inversores que no entienden bien el comercio de divisas y los invitan a hacer muchas operaciones arriesgadas, para generar comisiones, pero sin generar ganancias para el inversor.

 

¿Cómo evitar ser estafado?

El primer paso a seguir para evitar ser estafado, es verificar la ubicación de la sede del corredor e investigar cuánto tiempo ha estado en el negocio y dónde están regulados.

Mientras más información logre averiguar sobre su broker, mejor.

Si siente que está siendo estafado, comuníquese con la Comisión de Comercio de Futuros de Productos Básicos de EE. UU.

El simple acto de averiguar a quién debe llamar si siente que ha sido estafado, antes de invertir, puede ahorrarle un dolor de cabeza.

Si no puede encontrar a alguien a quien llamar porque el corredor se encuentra en una jurisdicción no regulada, generalmente es una señal de alerta y es mejor encontrar alternativas más reguladas.

 

Forex es confiable, como negocio y como forma rentable de inversión; solo debe tener en cuenta las anteriores recomendaciones, para evitar caer en manos de personas inescrupulosas que lo pueden convencer con engaños, para quedarse con su dinero.

Por John Russell

 

Lea también: ¿En qué Invertir? – Las 6 mejores tendencias de inversión para 2020

Share Button

No hay comentarios

Agregar comentario